Esta semana os traemos una receta con alcachofas sencillísima, ideal como entremés o tapa para tomar con una bebida fría. En esta ocasión jugamos con dos productos cuyo gusto contrasta en nuestro paladar, dando como resultado una sensación salada y suave que nos hará disfrutar del placer de comer.

Ingredientes:

-          8 alcachofas.

-          1 lata de anchoas en conserva.

-          Aceite de oliva.

-          Pimienta negra molida.

Procedimiento:

Para elaborar esta receta lo primero que debemos hacer es limpiar las alcachofas y reservarlas para más adelante. A continuación tomamos las anchoas y las cortamos por la mitad. Una vez partidas las anchoas, cortamos en rodajas de grosor medio y colocamos sobre éstas las anchoas, y rociamos todo con pimienta y un chorreón de aceite de oliva al gusto.

Por último, a la hora de servir, podemos elegir entre pinchar cada porción con palillos de dientes o colocarlas sobre rodajas de pan tostado. Si elegimos la segunda opción, colocaremos las tostadas debajo de cada porción antes de rociarlas con la pimienta y el aceite. Servir a temperatura ambiente.

 

Fuente: http://www.recetasdiarias.com/