Beneficios de la alcachofa

 

La alcachofa, también conocida como alcaucil, es una hortaliza que aporta muchos minerales, vitaminas y antioxidantes. También contiene una buena cantidad de fibras, hidratos de carbono, proteínas y pequeñas cantidades de ácidos grasos.

Desde antaño ha sido un manjar muy apreciado. Se sabe que los griegos y los romanos ya la consumían. Durante la Edad Media se introdujo en Inglaterra de la mano del rey Enrique VII, cruzando posteriormente el Canal y convirtiendo a Catalina de Médici en una de sus más fervientes consumidoras. Por aquellos tiempos se creía que la alcachofa era afrodisiaca y que no era bueno consumirla en demasía. La alcachofa era consideraba, debido a su alto precio, una comida de ricos.

Algunas razones para incluir la alcachofa en tu dieta diaria:

  1. La alcachofa posee cualidades diuréticas, ayudando a la eliminación de líquidos del cuerpo, razón por la que resulta interesante en los casos de obesidad y para cualquier tipo de afección donde convenga la eliminación de agua y, por consiguiente, de toxinas, en especial en lo que se refiere al ácido úrico. La alcachofa, pues, está indicada en dolencias como la gota, la artritis o enfermedades hepáticas y circulatorias.
  2. Nos fortalece bajando el colesterol alto, reduce el colesterol malo y aumenta el bueno HDL.
  3. Ayuda a combatir el exceso de los triglicéridos, ayudándonos de nuevo de esta manera a combatir el colesterol.
  4. Disminuye el dolor abdominal, las distensiones que podemos haber sufrido y también alivia la acidez.
  5. En casos de estreñimiento, diarrea, nauseas o vómitos, regula estos problemas para llevarlos a la normalidad.
  6. La alcachofa mejora nuestra digestión y aumenta la eliminación del flujo de la bilis.
  7. Al contribuir en la reducción del nivel de colesterol en la sangre, mejora los problemas de presión arterial y previene las arteriosclerosis.
  8. Además, también debido a las fibras vegetales que nos aporta, es ideal para controlar el apetito, ya que absorbe el agua del estómago y produce una sensación de saciedad que puede ser vital para seguir una dieta estricta.
  9. Nos proporciona vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, hierro, hidratos de carbono, así como proteínas y glúcidos que se transforman en azúcar, o lo que es lo mismo, en energía.
  10. Tiene propiedades digestivas. Es de ayuda para el tratamiento de enfermedades como la anemia, la diabetes, la gota, el reuma y para los cálculos en la vesícula biliar.
  11. La alcachofa tiene menos de un 1% de grasa, y poca cantidad de hidratos y proteínas, por lo tanto, su valor calórico es muy bajo (alrededor de 22 calorías por cada 100gramos).